El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, rechaza la información infundada que busca de manera malintencionada vincularlo con los hechos ocurridos en la Población Mixta de Ikabaru, Parroquia Ikabaru, municipio Gran Sabana del Estado Bolívar, donde hace 6 días fueron asesinadas vilmente 9 personas de esa localidad.

A través de un comunicado oficial, también el Gobierno Bolivariano repudia cualquier suceso de violencia que vulnere el derecho a la vida de cualquier ser humano, y exige el peso de la ley a los responsables de este hecho, al tiempo que informó que los cuerpos de seguridad del Estado, mantienen una investigación exhaustiva del caso.

Texto del Comunicado integró:

Comunicado Oficial

A todas las Instituciones Públicas y Privadas, Organismos Gubernamentales, Organismos No Gubernamentales, Autoridades Civiles y Militares, Ministros y Ministras del Gobierno Bolivariano, Autoridades Indígenas Generales y Comunitarios, y a la opinión pública nacional e internacional

Hoy 28 de nov. de 19, después de 6 días del suceso lamentable suscitada en la Población Mixta de Ikabaru, Parroquia Ikabaru, Municipio Gran Sabana del Estado Bolívar, donde fueron vilmente asesinados 9 personas habitantes de la población, queremos informar a nuestro pueblo, al país y a los medios de comunicación nuestra posición firme en cuanto a este hecho:

1. Desmentimos cualquier información emitida por las Grandes Corporaciones donde se hace ver que el estado venezolano es quien está dirigiendo una matanza a las comunidades indígenas, la cual es una falsedad total y rotunda.

2. Condenamos y Repudiamos cualquier hecho de violencia que vulnere el derecho a la vida de cualquier ser humano, y exigimos el peso de la ley a los responsables de este hecho; al mismo tiempo exigir que toda investigación sea informada al pueblo por los medios de comunicación del estado venezolano.

3. Llamamos a nuestro Pueblo no hacer eco de posiciones ambiguas con tintes políticos partidistas que vulneran la objetividad de las investigaciones necesarias para determinar responsabilidades penales a los autores de tal lamentable hecho sucedido en la Población de Ikabaru, que dejó un saldo de 9 fallecidos.

4. Informamos que todos los órganos de seguridad del estado venezolano están desplegados para ubicar los autores materiales de este cruel y condenable hecho, en toda la zona de la gran sabana, al mismo tiempo exigimos que tal despliegue no afecte normal desenvolvimiento de las comunidades indígenas ubicadas en la zona y no haya vulneración de los derechos fundamentales de los mismos.

5. Reiteramos la denuncia realizada por nuestra organización y como autoridades en reuniones con los órganos de seguridad del estado desde el año 2013 de la existencia de algunos elementos armados de la zona quienes tienen el único propósito de controlar de las zonas auríferas, la cual se ha retardado o se ha omitido durante muchos años.

6. Condenamos cualquier tipo de persecución que ponga en peligro la vida del del Cacique General Juan Gabriel González y exigimos al Ministerio Publico y los Tribunales del Estado medidas de protección.

7. Exigimos que se inicie una investigación imparcial contra los funcionarios que permitieron el ingreso de los grupos armados por los puntos de control ubicados en todo el troncal 10.

 Jean Carlos Velázquez

Secretario Ejecutivo

Consejo de Caciques Generales del Pueblo Pemon