“No podemos llevar al país a lo que pretende la derecha extremista: una invasión de un ejército extranjero ¿Es justo, legal y humano? ¡Es una locura! Y por eso yo creo en el diálogo (…) entre nosotros –gobierno- y las oposiciones”.

Las palabras corresponden al Jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro Moros, al momento de informar al país que la mesa de diálogo permanente continua en Barbados, con el auspicio de Noruega, y por tal razón la delegación designada por parte del Gobierno ya se encuentra en la isla del este caribeño.

Al respecto, comunicó que “hoy empezó una nueva sesión de consultas, diálogos, conversaciones entre la delegación de las oposiciones de Venezuela y el Gobierno Constitucional que presido”.

El Presidente recordó que en el mes de agosto de 2018 se llevó a cabo un intento de magnicidio frustrado, planificado desde Colombia, y cuyo responsable principal es el dirigente del partido de derecha Primero Justicia, Julio Borges.

Subrayó que las conspiraciones que atentan contra la vida del presidente de la República y la estabilidad del Estado venezolano no pueden ser consideradas como opciones dentro del juego político.

La información la ofreció el presidente Maduro durante su visita a la Fabrica Cream to Cream 1 C.A, perteneciente al grupo Cacao Industrias Venezolanas (CIVEN) ubicada en Charallave, estado Miranda.