Caracas, 05 de Febrero de 2019.- La razón por la que Estados Unidos (EE.UU.) quiere intervenir militarmente en Venezuela son los recursos naturales, como el petróleo, el oro o el gas, ya que Caracas no tiene armas de destrucción masiva ni suponen una amenaza para Washington, sostuvo el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante una entrevista realizada por el canal de televisión ruso, RT.

Por otro lado, dijo que incluyen en el ‘casus belli’ contra Venezuela “la riqueza moral de la Revolución Bolivariana” y “acabar con una Revolución que da ejemplo de independencia y justicia social”.

Maduro aseguró que las sanciones de Washington contra Citgo y Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) son una medida de embargo, de confiscación ilegal según las leyes estadounidenses, por lo que Caracas ha tomado medidas legales. “Lo que han hecho no tiene nombre, nunca se ha hecho contra ningún país”, denunció.

Venezuela es autosuficiente y no depende de los ingresos provenientes de EE.UU. por la venta de petróleo, aseveró el Jefe de Estado, al mismo tiempo que recordó que lo están vendiendo a otros países como China o la India, con el objetivo de llegar a producir 2,5 millones de barriles diarios a mediados de este año.

Asimismo, pidió al mundo entero salir a denunciar y detener lo que calificó como “la locura de Donald Trump”.

“La diplomacia de paz y la opinión pública mundial deben ayudar a evitar una invasión norteamericana, que resultaría impagable desde el punto de vista de costos militares y humanos para Washington”, manifestó Maduro.

“En Venezuela no va a haber guerra, ni intervención militar”, recalcó el Mandatario Nacional, puntualizando que eso “no quiere decir que no nos preparemos para defender nuestra tierra, que es sagrada”.

“Yo aprovecho cada medio de comunicación para pedir al mundo entero que salga en paz a denunciar y detener la locura de Donald Trump. Venezuela no se va a rendir nunca. Empieza a levantarse una ola de conciencia, de sensibilidad mundial. Y cada día que pase va a haber un repudio más grande a Donald Trump”, aseveró.

En relación con las palabras de John Bolton, asesor de seguridad estadounidense que sugirió al Jefe de Estado venezolano que renunciara y tuviera “una jubilación agradable y tranquila en una playa bonita”, Maduro explicó que le gustaría retirarse en Venezuela cuando cumpla 90 años, en compañía de sus nietos, nietas y bisnietos. “Siento que nos desprecian. Donald Trump, John Bolton, Mike Pompeo, Mike Pence”, expuso, a la vez que denunció la “supremacía blanca imperialista que la Casa Blanca convierte en desprecio por todos los pueblos del mundo”.