Caracas, 07 de Diciembre de 2018.- Jorge Eliezer Otaiza joven atleta de la disciplina de natación. Desde los 4 años comenzó a nadar en las piscinas caraqueñas junto a su padre Eliezer Otaiza, quien le inculcó esa pasión por el deporte y la natación.

Oriundo de Caracas y el mayor de dos hermanos, ha obtenido varios record desde muy pequeño en las categorías infantiles y actualmente la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos (FEVEDA), le otorgó el reconocimiento en los 100 metros mariposa de la categoría juvenil A con un tiempo de registro de 55.92.

Con el apoyo de su madre y de su familia, día a día entrena con más pasión. Su vida está prácticamente en el agua siguiendo el legado deportivo que le dejó su padre.

“Quiero seguir cumpliendo las metas, a pesar de que el proceso ha sido largo y gracias a mi padre que me dejo su legado en esta disciplina deportiva que me apasiona y aspiro representar a Venezuela y dejarla en alto”, expresó.

Sus recorridos en las piscinas ha sido un proceso arduo pero consistente que con disciplina y mucho fervor este joven actualmente se prepara para poder participar en los Juegos Suramericanos que se realizarán en Chile en 2019.

“El deporte es mi pasión y la preparación física, mental y espiritual puedo alcanzar todas las metas y lograr ser unos de los ícono de la natación venezolana”, manifestó.

Sus entrenadores también son parte fundamental en la vida de este joven, uno de ellos es el reconocido Goyo Tavío, quien creó grandes estrellas de la natación como Rafael Vidal (medallista olímpico en Los Ángeles 1984), Alberto Mestre, Francisco “Tiburón” Sánchez, Albert Subirats, por nombrar algunos de sus discípulos.

Tavío, le ha aportado un gran  legado al deporte venezolano gracias a su trabajo en la natación como lo está haciendo con Jorge Eliezer quien con esa pasión y constancia se convertirá en una de las estrellas de la natación.

“La natación es mi pasión estar en las piscinas es una experiencia única pero también quiero culminar mis estudios para convertirme en arquitecto para seguir creciendo como persona y atleta”, resaltó.

Este atleta es un icono para todos aquellos jóvenes venezolanos y ser esa generación de oro que enorgullece cada día más a la Patria.