La delegada por Venezuela, Gabriela Peña y ministra del Poder Popular de Agricultura Urbana, intervino en el segundo día del lanzamiento del Decenio de la Agricultura Familiar 2019-2028, organizado en Punta Cana, República Dominicana, por el Fida y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La titular de la cartera agrourbana aseguró que la República Bolivariana de Venezuela está presente en dicho lanzamiento para avanzar en la construcción de una agenda de trabajo común, como aporte significativo, real y transformador hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2020-2030 de las Naciones Unidas.

Afirmó la ministra que “estamos convencidos que este es un espacio para promover el desarrollo de las comunidades urbanas, periurbanas y rurales, e incentivar la innovación con el uso de los recursos existentes, para lograr la erradicación del hambre, la eliminación de las formas de malnutrición, y para promover el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria de los pueblos del mundo; objetivos que son además, los pilares fundamentales de la conducción estratégica de la política del Ministerio de Agricultura Urbana (Minppau)”.

Puntualizó que la agricultura familiar en Venezuela es la que hoy está haciendo frente al bloqueo criminal de los Estados Unidos.

Peña precisó que la agricultura familiar se materializa en la producción de alimentos soberanos, no dependientes de semillas o insumos importados, porque en Venezuela, tanto en el campo como en la ciudad la familia produce alimentos en distintas modalidades, la más comunes son patios productivos y conucos.

Agregó además que “sin embargo, pese a todo el esfuerzo que hace la familia venezolana, el bloqueo ha causado grandes estragos y no es suficiente, necesitamos que nuestro país deje de ser bloqueado para desarrollar todo nuestro potencial, tanto en el campo como en la ciudad”.

La ministra puntualizó que el pueblo venezolano necesita de la solidaridad y cooperación internacional para lograr cumplir con todos los compromisos sociales, especialmente erradicar la pobreza urbana y rural, a través de la producción de alimentos de manera agroecológica y equilibrada, económicamente viable, culturalmente diversa y socialmente justa.

Asimismo, explicó que como parte de las políticas orientadas a lograr la soberanía alimentaria y para garantizar el sagrado derecho a la alimentación del pueblo venezolano, mediante la promoción de una nueva cultura productiva agroalimentaria soberana y la construcción de un tejido productivo y de distribución nacional agroalimentario, el Minppau es un factor productor y dinamizador desde la formación, asesoría, asistencia y apoyo técnico, financiero y material, en alianza estratégica con las diversas instancias del poder público y popular.