Caracas, 25 de Enero de 2019.- El Jefe de Estado, Nicolás Maduro, entregó este jueves un proyecto de reforma total de la Ley contra la Corrupción al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, y al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno.

Se trata, dijo, de una reforma para adaptarla a los delitos y tiempos modernos, por lo que pidió todo el apoyo de los legisladores de la ANC y magistrados del TSJ para su pronta aprobación.

Maduro indicó que es urgente aumentar las penas para los distintos tipos de delitos reformados, así como los nuevos.

Asimismo, explicó que con esta actualización, se busca fusionar los distintos organismos encargados de la lucha anticorrupción y la aplicación de la ley para hacerlos más eficientes.

Por tanto, propuso crear la Oficina Central Nacional Contra la Corrupción, adscrita a la Presidencia de la República, en conjunto con la Policía Nacional Anticorrupción, que se encargará de dirigir todas las operaciones de investigación, persecución y castigo de los que incurran en delitos.

“Debemos establecer nuevos sistemas y procedimientos de incautación y subasta de bienes para establecer, sobre bases legales, el derecho internacional y la extraterritorialidad de esta ley para los corruptos que se fugan”, añadió.

Penas máximas

El Mandatario aseveró que quienes participen en actos de especulación con productos regulados de primera necesidad, serán castigados con sentencias de seis a diez años de prisión.

Destacó que la lucha contra la especulación y la corrupción es de todo el país, pues la meta es erradicar flagelos como la indolencia y el burocratismo.