Caracas, 23 de Enero de 2019.- El 23 de enero de 1958, un movimiento cívico-militar puso fin a la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, quien abandonaría el país con rumbo a República Dominicana a bordo del avión presidencial la “Vaca Sagrada”.

Dirigentes políticos y personalidades se dieron cita en el Palacio de Miraflores, donde nombraron una Junta de Gobierno Provisional que convocó a elecciones para diciembre de ese mismo año.

Otras de las acciones fue la liberación de los presos políticos, se amplió la Junta Patriótica con sectores independientes y a partir de allí se erigió una nueva etapa en la historia de la Venezuela contemporánea.

Los venezolanos exigieron otro sistema de gobierno, que les permitiera elegir sus autoridades, se respetara el Estado de Derecho, la libertad, la vida, la pluralidad del pensamiento.

A propósito de esta fecha, el presidente de la República, Nicolás Maduro, enalteció el espíritu de lucha popular que impulsó el derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de Enero de 1958.

“Conmemoramos 61 años del histórico 23 de Enero, día en que el pueblo aguerrido salió a las calles para recuperar la democracia. Hoy podemos decir con orgullo y determinación, que las banderas de lucha del 23 de enero, jamás serán traicionadas. ¡Democracia protagónica y participativa!”, publicó el Jefe de Estado a través de su cuenta oficial de Twitter.

Hoy, a 61 años de esa histórica fecha, el pueblo venezolano se moviliza en unión bajo la consigna leales siempre, traidores nunca, para apostar por la paz, la soberanía y reivindicar las conquistas sociales de la Revolución Bolivariana.

Los puntos de concentración son el Inces de la avenida Nueva Granada, Plaza Catia y Plaza Brión de Chacaíto, para llegar a la Plaza O’Leary en El Silencio, centro de la capital.