Caracas, 05 Mar. AVN.- La Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) tiene como tarea la creación y el desarrollo de un modelo económico productivo integrador e integral, señaló este domingo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

En la instalación de la XIV Cumbre del Alba-TCP, en Caracas, el Mandatario nacional mencionó que el objetivo es crear las bases sólidas en materia económica en función del bienestar de los pueblos.

"Es necesario poner énfasis en el tema principal que creemos tenemos como punto por aprobar, y no es otro que la construcción, desde el Alba, de una visión, de un proyecto, de un modelo económico productivo integrador e integral", dijo el Jefe de Estado, quien preside dicho evento, en el que participan los presidentes Raúl Castro, de Cuba; Evo Morales, de Bolivia; Daniel Ortega, de Nicaragua, así como el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, y delegaciones de otros países.

Mencionó que este modelo debe tener como fin único la inversión social que, además —agregó— es la esencia que dio nacimiento a este bloque de integración, fundado por los líderes de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, y de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

 

Alba, ejemplo para el mundo

Al inicio del evento, el presidente Maduro recordó que precisamente el Alba, creada hace 13 años y que está conformada por 12 países, ha demostrado que otro mundo es posible, donde el espíritu humanista, social, de reivindicación de las luchas de los sectores históricamente excluidos, marca el camino a seguir.

"El Alba es el resultado de las luchas de resistencia de nuestro pueblo, encabezada por Cuba, por el presidente Fidel Castro, y en la nueva era, después del año 1999, liderada por el comandante Hugo Chávez Frías", quien recogió las ideas y proyectos históricos del Libertador Simón Bolívar y de los demás próceres independentistas de la región.

Es así como —agregó— surge el Alba, que pone lo social en el centro de su agenda. "El paso valiente, audaz y necesario de fundación del Alba se dio precisamente en el momento en que se conjugaron todas las fuerzas morales, políticas, que permitió dar ese paso que como todo paso revolucionario, que rompe estructura, que reta poderes, parecía imposible".

Sin embargo, "13 años después, podemos decir, sin ninguna duda, con toda la certidumbre de los esfuerzos y logros, el Alba ha demostrado que otro mundo es posible, que es posible poner en el centro de nuestro complejo andamiaje de poder al ser humano".

Por ello, ha puesto en desarrollo diferentes proyectos, en los que figuran el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), para un comercio justo y complementario entre los países; el Banco del Alba; el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), para sustituir el dólar en los intercambios comerciales del bloque; las empresas grannacionales; programas de cultura, alfabetización, salud y cooperación energética.