Caracas, 11 de Junio de 2018.- Venezuela sumó esta semana una nueva victoria. Poderes imperiales pretendieron utilizar la Organización de Estados Americanos (OEA) como espacio para cercar al país, al pretender su expulsión de la instancia. Ante esa maniobra, la Patria bolivariana salió triunfante tras el fracaso del plan, promovido por Estados Unidos (EEUU).
Al respecto, el presidente de la República, Nicolás Maduro, manifestó que lo ocurrido en el órgano hemisférico, al que acudió el canciller Jorge Arreaza para defender al país, no ha sido más que “una gran victoria en la capital del imperialismo”, y agregó que “vienen nuevas batallas por la verdad de Venezuela en la OEA y el mundo”.
“¡La espada de Bolívar camina por América Latina!”, escribió en su cuenta oficial en Twitter el mandatario, quien entregó el pasado jueves a Arreaza la réplica de la espada del Libertador, en reconocimiento a su desempeño.
Las maniobras promovidas contra Venezuela en el 48º periodo de sesiones de la Asamblea General de la OEA fueron producto de la influencia del gobierno de EEUU, dirigido por Donald Trump, para intentar promover el intervencionismo contra la nación suramericana.
La resolución de tipo intervencionista contra Venezuela que se debatió en ese encuentro, y que pretendía convocar a una Asamblea General para aplicar la Carta Democrática Interamericana y suspender a un Estado que ya decidió retirarse hace más de 13 meses, solo obtuvo 19 votos a favor, insuficientes para lograr la salida de Venezuela en este organismo.